Archivo | 0:01

Una experiencia en Turquía

20 Nov

Empezamos el martes con algo novedoso para nuestro blog,  con el relato de una de nuestras seguidoras, cuando vimos que nos había escrito y nos proponía publicar su experiencia nos hizo muchisima ilusión. Estamos muy agradecidas por la iniciativa de  Olga y por tener personas tan inplicadas en nuestro blog.

Os dejamos que disfruteís con Una experiencia en Turquía.

Desde que soy seguidora y ferviente fan de EMB 😉 cada vez que veo algo relacionado con las bodas me queda mirando para cotillear un poco, me llama la atención.

Este pasado septiembre nos fuimos mi marido y yo a Turquía, un lugar que nos había recomendado muchísima gente pero que a mi me resultaba algo temeroso, por el miedo infundado a las diferentes culturas.

El caso es que haciendo turismo por sus ciudades nos topamos nada menos que con 4 bodas… Sí, y me dije: “vamos a investigar”.

Lo primero que me llamó la atención fueron los coches de los novios. Aquí nosotros ponemos el más grande/nuevo/caro de la familia, allí no tanto. Vimos coches pequeños y viejos y otros más nuevos, pero eso sí, muy engalanados. Destacaba que en el capó atado un enorme ramo, luego ponen cintas pero cubriendo todas las puertas y, finalmente, en el cristal de atrás un enorme corazón con los nombres de los recién casados. Los invitados ataban a sus coches trapos a los retrovisores y tocaban el claxon constantemente.

Después los vestidos de las novias, muy pomposos y recargados . Luego nos enteramos que eran bodas civiles, que en las religiosas son más sencillos y llevan el velo islámico.

Van de todos los colores, blanco, rojo, rosa… Se caracterizan por ser la  parte superior un palabra de honor muy ceñido y la parte inferior muy amplia y voluminosa. Es curioso que esta parte la cubren con mucha purpurina. Los recogidos muy altos con un pequeño velito y el ramo no era natural, con colores fuertes.

El novio, depende. Nosotros los vimos con traje y corbata o con pajarita y también con una capa que les cubría, pero solo para la foto. Ya no sé que representaba. Yo pude hacer una foto a una pareja que estaba en una sesión en las galerías del ágora en Izmir.

Abundaban las tiendas de novias y complementos. Muchos colores como dije antes y muchos cojines con diferentes formas, puntillas, invitaciones…

Desde luego cualquier boda en cualquier lugar es digna de admiración y respeto. Ya digo que yo ahora soy una cotilla y me gusta mirar y “criticar” todas las que veo. Lo importante es disfrutar de tu gran día y compartirlo con la gente que quieres, y si tienes cosas que llamen la atención, mejor 😉

Mil gracias Olga por relatarnos tu experiencia, es un estupendo post lleno de curiosidades, Envidienmiboda quiere animar  a que nuestros seguidores para que participen y nos cuenten sus experiencias.

Feliz martes.

Anuncios