¿Cómo hacer un discurso para una boda?

30 Jul

Cuando llega la boda de tus amigos o de tu hermano/a y te encantaría pronunciar unas palabras durante la ceremonia o te han pedido que digas algo, pero no sabes bien por dónde empezar, pero tienes muy claro que te gustaría que fuera muy especial. Este post es para ti.

El día de la boda es un día especial y con mucho simbolismo para la pareja de novios. Si te piden que les dediques unas palabras o te ofreces a ello, debes de tener muy claro que una gran ocasión para decirles todo aquello que un día cualquiera no les dirías, pero ese día y en ese momento debes de decírselo. Normalmente se suele comentar lo importante que es para ti o que son para ti, lo que te han aportado o se recuerda alguna experiencia divertida o con significado. Si te paras a pensar en los novios, seguramente les gustará escuchar algo que salga del corazón. Palabras con mucho sentimiento. Y eso puede ser lo más difícil pero no es imposible.

Quizás una buena manera de hacerlo, es empezando con un fragmento de un texto o poema que nos recuerde a los novios, y enlazarlo con tus palabras hacia ellos. Os vamos a contar la historia de amor más antigua.

En la ceremonia de la Boda de Alba & Héctor, 19 de julio de 2014, se leyó un texto con mucho simbolismo que capto la atención de todos los invitados. No era una lectura de unas palabras dedicadas por alguien cercano, era un texto introductorio en la ceremonia. Esto no suele ser muy normal, pero la verdad que quedo muy bien.

El maestro de ceremonia dio la bienvenida a todos los asistentes y se presento. A continuación se llamo a una amiga de la pareja para que leyera este texto y más tarde se continúo con el guión de la ceremonia. De esta manera con este texto de introducción se consigue que todos los invitados sepan que esta ceremonia será única y especial, pero sobretodo se consigue que quieran más, escuchar más. Es un texto que puede valer para dedicarles unas palabras a los novios, pero también puede valer como introducción a vuestra ceremonia, eso sí, leído por alguien que signifique algo para vosotros porque así se consigue más sentimiento. Os aconsejo que si usáis este texto para dedicarles unas palabras a los novios luego lo enlacéis con palabras vuestras, es decir, que sea la base para decirles vuestras palabras que deben salir desde el corazón.

Os dejo con el precioso texto o historia y espero que os sirva como ayuda:

Vamos a comenzar contando una historia; la historia de “Amor” más antigua. Vamos a contar cómo nació.

El origen de la palabra amor hay que buscarlo en tiempos muy remotos, cuando no había más lenguaje que primigenios fonemas.

*Ma es el natural sonido que haría un bebé al extender sus labios al frente para expresar su deseo de ser alimentado. Siendo la madre la primera fuente de alimento y afecto, en ese *ma se encerrarían ambos conceptos. El origen fisiológico de esta sílaba, explica porqué en lenguas tan distantes la palabra para referirse a la mamá es tan parecida. De la misma raíz nacería el verbo amar, que en principio guardaba el afecto maternal, pero que luego extendería su significado para nombrar a otros sentimientos, como la amistad (derivada de la misma raíz) y desde luego, el amor de pareja.

A ese momento en que un hombre y una mujer se sentían atraídos, los romanos lo explicaban con la intervención de Cupido, ese niño con alitas y encuerado que se entretenía lanzando flechas para dar inicio a una historia de amor.

A partir de ese momento, el varón se convertía en pretendiente e iniciaba el cortejo. Pretendiente viene del latín prae (al frente) y tendere (aproximarse); o sea… es el que se tendía sobre la muchacha. Cortejar, es esa actitud que busca halagar mediante regalos y atenciones.

Ya metidos en esa “trampa” de la naturaleza, el galán pasaba a pedir la mano de la muchacha. Esto despierta nuestra curiosidad  y nos preguntamos ¿por qué sólo la mano? La respuesta está en el antiguo derecho romano. En esta sociedad manus tenía el sentido de patria potestad o tutela; y las mujeres siempre tenían que estar bajo la manus de un tutor. Naturalmente, en sus primeros años estaban bajo la manus del padre y cuando se casaban, quedaban bajo la manus del marido. De modo que cuando el varón pedía la manus de la chica, en realidad lo que solicitaba era la tutela para hacerse cargo de ella y de sus asuntos.

Si todo salía bien, quedaban comprometidos y los jóvenes se convertían en esposos, voz que viene de spondere (prometer).  Aquí hay que resaltar que en origen los esposos no eran los que estaban ya casados, eran los que estaban comprometidos; concepto que sobrevive en la palabra esponsales (promesa).

Después de un tiempo, se efectuaba la ceremonia en que la pareja se juraba amor eterno, es decir, hacia sus votos que en latín se decía votum y en plural vota, de esta voz nació la palabra boda, que en rigor debería escribirse “voda”, pero la ortografía no sabe de historia. Todos felicitaban a la nova nupta (nombre latino para la nueva casada); de nova y novus surgió la palabra novios. Es de anotar la curiosidad de que en su origen latino, los esposos eran los comprometidos a casarse y se convertían en novios en el momento en que se casaban. Lo contrario de lo que ahora entendemos.

Por tanto, Nombre Novia y Nombre Novio, felicidades, sois novios y seguiréis siéndolo después de este acto y para siempre.

Y colorín colorado, esta historia de amor NO ha terminado.

*****

Si quieres leer el texto originial porque he hecho alguna pequeña variación, pincha aquí.

A mí me parece un precioso texto para leer a una pareja, si lo veis demasiado largo hacer un resumen. Lo más importante es captar la esencia de esta bonita historia de la palabra AMOR.

Después de usar el texto como base para vuestro discurso unirlo con las palabras que nazcan desde vuestro corazón para esa pareja de novios que os escucha tan atentos y con tanta ilusión. Y todo saldrá bien.

 

Para los que están buscando bodas diferentes y bonitas os decimos:

**Hacemos Bodas Bonitas (Para nosotras se llaman BodasEnvidiosas)**

A vuestro estilo. Como os guste a vosotros. Como os haga felices.

Interesados razón: Aquí mismo.

Contacto: envidienmiboda@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: