¿Cómo ahorrar en vuestra boda?

1 Sep

¿Cómo ahorrar en vuestra boda?

Para muchos de vosotros es la pregunta del millón. Porque todo el mundo busca hacer una boda tal y como se ha soñado y no morir en el intento de pagarla. Son dos cosas casi opuestas y puede ser posible, pero depende mucho del tipo de boda que tengáis en mente.

Cada vez nos llegan más parejas que para ellos su boda es una comida o cena con su gente sin nada más que eso, ya que el resto lo consideran elementos de poca importancia. En este caso y para este tipo de novios la parte ahorrativa está muy presente. Pero también tenemos parejas que quieren unas flores determinadas, un sitio determinado y todo muy pensado y eso hará que el ahorro no esté tan presente como les gustaría.

Hoy os traigo algunos consejos:

  • Hacer una lista con lo que realmente os importa:

La fecha de la boda es imprescindible. No es lo mismo casarse en verano que en invierno, ya que hay muchos espacios de bodas que os ofrecen ofertas para las bodas en temporada baja o los viernes o los domingos. Si el cuando no os importa, podéis valorar si casaros en inverno o casaros un viernes o un domingo, ya que también hace que os ofrezcan ventajas en los precios.

Si las flores tienen que ser peonias en el mes de agosto porque es la flor que más os gusta, pues seguramente el precio sea más elevado que si decidís coger flores de temporada. Buscar cuál es la flor de temporada y algo lograréis reducir el presupuesto.

Que si para vosotros es mejor gastaros en horas extras de barra libre que en los regalitos para los invitados. Pues el regalo son las copas, o hace falta nada más.
Lo importante a la hora de hacer esta lista es priorizar y ver qué cosas merecen la pena no escatimar y en qué cosas podéis ahorrar.

  • Los maravillosos DiY:

Todo lo que podáis hacer mejor que comprarlo hecho. Hay muchísimos tutoriales en la web, millones de blog, millones de videos, mil ideas de cómo hacer qué cosa.

Durante los meses de preparación os da tiempo de hacer muchas cosas con vuestras manitas. Por ejemplo: Kit de supervivencias, centros de mesa, invitaciones, pañuelos de la felicidad, los regalos para los invitados, conos,… Eso sí, tocará renunciar a estar tirado en el sofá sin hacer nada por hacer el confeti para vuestra boda, pero te has ahorrado comprarlo.

  • Aceptar ayuda:  

Siempre entre los amigos o familiares hay gente que os ofrece ayudaros. Pues pensar qué puede hacer esa persona para ayudaros y que no os de vergüenza aceptar esa ayuda porque sino la aceptas, no habrá ahorro.

  • Ser negociadores:

A la hora de contratar un proveedor  negociar con ellos. Si vosotros no necesitáis tal cosa que os hagan un descuento, si vosotros queréis cambiar un servicio por otro, negociar el cambio. Tampoco hay que ser “listillos” y querer oro por plata porque ningún proveedor es tonto ni vive del aire, siempre en toda negociación hay que dar y recibir por ambas partes.

Este punto es muy importante llevarlo a cabo con las fincas o catering ya que son los que más dinero se llevarán de vosotros y posiblemente puedan ofreceros más cosas que el fotógrafo o maquilladora, etc. La labor, entre otras muchas otras cosas  de una wedding planner es está, conseguir descuentos o más servicios por el mismo precio para sus novios. Nosotras con todos los fotógrafos, por ejemplo, con los que trabajamos tienen su oferta particular, ya sea la sesión preboda / postboda gratis o el álbum o un descuento. Lo mismo pasa con muchos otros proveedores más con los que trabajamos… nosotras llegamos acuerdos con los proveedores siempre en beneficio de nuestros novios, nunca en el nuestro.

En este punto tengo que añadir que muchas parejas piensan que el no ya lo tiene y luego al hacer la proposición al proveedor x se llevan una sorpresa para mal o para bien, pero se la llevan. También tener cuidado en las negociaciones porque luego si ya has contratado a alguien y hay conflictos, la cosa se tensa. Es importante saber cuándo hay que retirarse de la negociación.

  • Decir “boda” en ocasiones encarece los productos.

En algunas tiendas escuchar la palabra boda, dan palmadas. Os ofrecen un producto más caro de lo habitual.  Por ejemplo el conjunto de ropa interior de la novia, si no quieres nada más que sea blanco no menciones la palabra boda ni novia porque si no se irán al conjunto de encaje con hilo no sé qué y zas… más de 300 euros en el sujetador y las braguitas.

  • Y el día después de la boda, el momento de ver qué el dinero que ha vuelto a vuestros bolsillos.

Una de las feas costumbres que tenemos en España es dar dinero cuando nos invitan a una boda, es tradición pagar el cubierto y ese algo más. Por mucho que los novios digan os invitamos que queremos estar con vosotros y que no es ningún compromiso. Siempre recibiréis dinero. Suena mal y es violento, pero es así. El día de después echaréis cuentas y veréis que habéis recuperado parte o todo del gasto. Así que no os agobies si el presupuesto se ha excedido un poco porque luego tendréis sorpresas.

¿Y tú dónde ahorraste en tu boda? ¿Qué en más prioritario para ti?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: